El adiós del eterno Diego Armando Maradona, el “D10S”.

Diego Armando Maradona, el mejor jugador de la historia, el ídolo argentino para todas las generaciones, el que con su fútbol cautivó a millones alrededor del mundo, dejó de existir el miércoles 25 de noviembre al mediodía debido a un paro cardiorrespiratorio que sufrió en su casa en el barrio de San Andrés, Tigre, en la provincia de Buenos Aires.

La salud de Maradona venía resquebrajada desde hacía varios años, pero esta se agudizó particularmente en las últimas semanas. El “Pelusa” se encontraba en proceso de recuperación tras su última operación, una compleja cirugía a la cabeza, a principios de este noviembre, de la cual lamentablemente nunca pudo restablecerse. Hoy, Argentina y todo el mundo del fútbol lo llora y lo recuerda como la figura trascenderá para toda la eternidad.

El mito del “10” argentino tuvo un inicio muy humilde. Diego Armando Maradona Franco nació el 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito, un pequeño y pobre pueblo de los suburbios de Buenos Aires, Argentina. Diego fue el quinto hijo de los ocho que tuvieron doña Tota y don Diego, una familia que dependía del trabajo de lanchero del padre. Allí, entre barro y miseria, Diego creció y empezó su amor por el fútbol en un potrero y con una pelota de trapo.

Su prematura habilidad para el fútbol lo llevaron a los “Cebollitas”, filial de Argentinos Juniors, club donde debutó como profesional a los 16 años. Tras su debut en Primera, su carrera estalló como una luz en el horizonte. Llegó a Boca Juniors, un grande del fútbol argentino, para luego dar el gran salto al exterior y recalar en el Barcelona de España. Tras su irregular paso por el cuadro culé, Diego llegaría al Napoli de Italia, donde encontró su lugar en el mundo.

Sin embargo, la cúspide de su carrera futbolística llegó en la Copa del Mundo México 1986 con la camiseta albiceleste de la selección argentina. Probablemente, jamás se repetirá una exhibición de fútbol como Maradona dio en aquel Mundial. El “Pelusa” no solo le dio su segundo título Mundial a Argentina, sino que fue, por lejos, el mejor jugador del campeonato. Sus jugadas, sus pases, amagues y esos dos goles a los ingleses en Cuartos son y serán irrepetibles.

El “Barrilete cósmico”, como lo denominara Victor Hugo Morales, legendario narrador que inmortalizó el “Gol del Siglo”, fue la primera estrella del fútbol mundial que alcanzó niveles inconmensurables de ingresos por publicidad. Diego fue el primero que generó la locura por un jugador de fútbol como la conocemos actualmente. Sus logros y su vida traspasaron fronteras, narrados diariamente como acontecimientos únicos de una historia sinfín.

Hoy, el legado de Maradona inicia su camino hacia la inmortalidad. Hoy, Diego Armando Maradona dejó de existir, pero desgraciadamente su vida había terminado hace mucho tiempo. No obstante, sus goles, sus regates, sus toques imposibles y sus frases inolvidables quedaran grabados de forma indeleble en todos los amantes del fútbol de todo el mundo.

“Para el pueblo, lo mejor, Diego Armando Maradó… ¡Descansa en paz, D10S!”

Redacción en colaboración con www.dondeapuesto.com

Previous Article
Next Article

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías

¡Síguenos!